Idea regalo DIY... Botes con sorpresa

14 de diciembre de 2015

Botes con sorpresa

¡Buenos días! ¿Cómo habéis pasado el fin de semana? El mío de celebración, ayer era mi santo, Santa Lucía, y la verdad es que, sin planearlo, lo hemos celebrado en familia e incluso me ha caído algún que otro regalillo :)

El jueves os proponía un outfit protagonizado por un vestido baby doll handmade muy adecuado para asistir a las cenas navideñas que se avecinan, o que ya tuvieron lugar este fin de semana. Es un look que os ha gustado mucho en las redes sociales, lo cual me hace inmensamente feliz. Me encanta que comentéis y participéis activamente en el blog ¡¡Mil gracias!!

Pues bien, si el jueves pensábamos en las cenas de Navidad hoy os propongo un DIY muy resultón y que os puede ayudar a hacer más bonito y personal un regalo: botes con sorpresa. La idea me la dio mi amiga y tocalla Lucía en uno de esos lunes que nos reunimos para arreglar el mundo y, desde entonces, sabía que la compartiría con vosotros.

Este DIY es un "envoltorio" de lo más original y sabroso para un regalo. En un principio, me parecía perfecto para el tradicional amigo invisible que muchos celebramos cada Navidad, sin embargo, tras hacer varios modelos, creo que es una idea estupenda para regalos de cumpleaños, aniversario, santo, San Valentín, etc. Me parece una manera especial de presentar pequeños detalles, dinero, entradas para un concierto... Tiene un punto chulo y, además de comer lo que lleva dentro, también se aprovecha el recipiente.

Lo que necesitáis para este DIY tan sencillo es:

  • Un tubo de papel higiénico o de un rollo de cocina.
  • Fieltro.
  • Pegamento, cola, cinta de doble cara.
  • Tijeras o cúter.
  • Recipiente con tapa.
  • Chocolatinas, golosinas, bombones (lo que se os ocurra).
  • Elementos de decoración como cuerda, tela, papel de regalo, etiquetas.
Materiales necesarios botes sorpresa

Para empezar, lo primero que hacemos es tomar la medida del alto del bote y cortar el tubo de papel higiénico o de cocina a la medida. A continuación, cortamos una tira de fieltro del ancho y alto del tubo y la pegamos con cola a su alrededor, así le damos más consistencia y queda mejor presentado. Debemos tener en cuenta que, en caso de que vayamos a meter dentro del recipiente gominolas o cualquier otro alimento sin envoltorio, es preferible pegar el fieltro con cinta de doble cara en lugar de utilizar pegamento.

tijera fieltro pegamento

Una vez tengamos el tubo preparado, lo introducimos en el centro del bote. Y luego llega la mejor parte: llenar el recipiente de chocolatinas, bombones, gominolas... ¡Lo que más os guste! O, mejor dicho, lo que más le guste a la persona a la que vais a hacer el regalo ;)

Después metemos el regalo que queramos dentro del tubo. Teniendo en cuenta, por supuesto, su altura y diámetro.

lacasitos en el bote

Por último cerramos el bote y decoramos la tapa como más nos guste. En mi caso he hecho varios modelos diferentes, para que toméis ideas y podáis adaptarlas a vuestros recipientes. Y ya tenemos nuestro bote con sorpresa listo. Es un "envoltorio" muy original, dulce y personalizado. Tiene su punto, ¿verdad?

Botes con sorpresa

Ya veis que con esta idea es muy fácil y barato personalizar un regalo, ya que cualquier bote de cristal que tengamos por casa puede servir y para decorarlo se pueden utilizar un montón de ideas. Espero que os haya gustado este DIY y lo utilicéis mucho en vuestros regalos navideños (y no navideños).



Quizás te interese...

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...